miércoles, 25 de enero de 2017

Shakespeare adolescente



Por: Alexiel Vidam


10 cosas que odio de ti (1999) es una de esas películas que da ganas de ver cada cierto tiempo, cuando te agarra el filin y quieres despejar la cabeza… o cuando estás tío y te da por recordar tu chibolada. Fresca, divertida, juvenil… pensada para adolescentes pero hecha para ser disfrutada por todos... especialmente por los más nostálgicos y -por qué no- soñadores.


Basada en la obra de Shakespeare La fierecilla domada, es una comedia romántica de Gil Junger que cuenta con unos jóvenes Joseph Gordon-Levitt, Heath Ledger y Julia Stiles como estrellas principales (siendo, sin duda, el segundo quien se roba más corazones con su interpretación de “buen chico malo”).



La historia va de dos hermanas: Katrina y Bianca Stratford (Julia Stiles y Larisa Oleynik respectivamente) con personalidades totalmente diferentes. La primera tiene una actitud bastante agresiva en general, busca romper todos los cánones sociales y vivir la vida a su estilo, sin tratar de imitar o contentar a nadie; la segunda, por el contrario, ama ser adorada, lo cual la ha llevado a desarrollar una actitud de princesa. El padre de ambas es un hombre conservador y restrictivo al extremo, al punto en que les ha prohibido -en el sentido más tajante de la palabra- fumar, tomar y salir con chicos. Para Bianca, eso es un total martirio, pero para Katrina eso no parece ser un problema, pues de por sí ha etiquetado a la gente de su generación como “completos idiotas”.



Para esto, Cameron (Joseph Gordon-Levitt) es un muchacho nuevo en la escuela de las Stratford con interés romántico en Bianca, quien, para salir con ella, buscará burlar la nueva regla impuesta por el padre de ella: que Bianca sólo saldrá con un chico cuando Katrina también lo haga. Esto, en principio, no parece tan complicado para Cameron, pero luego notará que es un completo lío, pues la actitud de Katrina espanta desde el primer contacto. Por eso, él y su amigo Michael (David Krumholtz) buscarán el modo de pagarle a Patrick Verona (Heath Ledger) -un chico con pésima reputación- para que salga con Kat, y que así, Cameron pueda invitar a salir a Bianca. Las cosas, sin embargo, se irán complicando con las intervenciones de Joey (Andrew Keegan) -el chico “cool” del colegio, que también quiere con Bianca- y según Kat se vaya enamorando realmente de Patrick…



El argumento en verdad es bastante sencillo, pero está lleno de situaciones divertidas y conmovedoras. Uno de los momentos más memorables, sin duda, es cuando Patrick trata de impresionar se pone a cantar Can’t take my eyes off you frente a la cancha de fútbol. Otro, es cuando Kat se pone a leer su poema en el salón de clase; y otro, es cuando Bianca le da su merecido a Joey.


Odio como me hablas
Y tú forma de conducir.
Odio tu corte de cabello
Y lo que llegue a sentir.
Odio tus espantosas botas
Y que me conozcas bien.
Te odio hasta vomitar
Que bien va a rimar
Odio que sepas pensar
Y que me hagas reír.
Odio que me hagas sufrir
Y odio que me hagas llorar.
Odio tanto estar sola
Que no hayas llamado aun,
Pero más odio que no te pueda odiar
Aunque estés tan loco,
Ni siquiera un poco
Lo he de intentar.


En cuanto a los personajes, diría que son semiplanos, pero carismáticos y pintorescos. Los que cambian más dentro de la historia son Bianca y Katarina. La primera, volviéndose más sensible y rebelde, y la segunda empezando a expresar mejor sus emociones.



Finalmente, no se puede dejar de mencionar que la música es otro elemento relevante, pues refresca y da agilidad a la trama, a la vez que termina de formar la personalidad de algunos personajes (siendo más específicos, la personalidad de Kat). Como para terminar cantando el tema de cierre.

Un clásico del cine juvenil que ningún espíritu noventero debería dejar pasar.


Ficha técnica


Dirección: Gil Junger
Producción: Andrew Lazar
Guión: Karen McCullah Lutz, Kirsten Smith
Música: Richard Gibbs
Fotografía: Mark Irwin
Montaje: O. Nicholas Brown
Reparto: Julia Stiles, Heath Ledger, Larisa Oleynik, Joseph Gordon-Levitt
País: Estados Unidos
Año: 1999
Idioma: Inglés
Género: Comedia dramática

domingo, 8 de enero de 2017

Erotismo, represión y belleza rebelde




Por: Alexiel Vidam


Ayer volví a ver Mustang: Belleza Salvaje, una película que me enamoró desde que la descubrí, y que me provocó cierto filin familiar… y es que me recordaba un poco a otra película que también me gustó mucho cuando la vi, hace varios años, Vírgenes Suicidas, de Sofía Coppola. Sin embargo, no sé si por su carácter exótico o la frescura que me transmitieron sus personajes (sobre todo Lale, la narradora de la historia), que Mustang acabó gustándome más.


Aquí también tenemos a cinco hermanas entre la pubertad y la adolescencia, todas hermosas y dueñas de una sensualidad hipnotizante que sin embargo no peca de morbosa. Tenemos también un drama intenso; sin embargo, el contexto y las circunstancias son distintas, así como el carácter particular de cada protagonista, lo cual las vuelve especiales cada una a su manera.




Nos encontramos en Turquía. Las cinco muchachas en cuestión son (de mayor a menor): Sonay (Ilayda Akdogan), Selma (Tugba Sunguroglu), Ece (Elit Iscan), Nur (Doga Doguslu) y Lale (Günes Sensoy). El último día de clases, ellas corren a la playa a jugar con sus compañeros hombres. Inocentemente, inician un juego de lucha en el agua sobre los hombros de sus amigos y esto es malinterpretado por la vieja santurrona del pueblo, quien corre a informar a la abuela de las niñas. Una fuerte reprimenda les espera, pero nunca tan fuerte como las medidas que toma después su tío Erol (Ayberk Pekcan) para resguardar la virginidad de estas jóvenes que, hasta el momento, se han educado en relativa libertad.


Las chicas no tienen padres que las protejan. Los sermones de su abuela y sus tías parecen en el fondo un escudo para el violento acoso del tío. Muros y rejas se yerguen en torno a la casa, convertida en una verdadera cárcel juvenil. Las chicas no pueden salir de su habitación sin vigilancia y están obligadas a usar horribles túnicas marrones (túnicas “color mierda”, como menciona Lale). Pronto, su abuela comienza a arreglar matrimonios entre ellas, lo cual va generando diversas consecuencias y reacciones, desde las más trágicas hasta las más rebeldes.



Cada personaje tiene un encanto particular. Personalmente, me agrada Selma por su forma de ser tan tranquila, su mirada dulce y desencantada; sin embargo, su carácter tan apacible es también el que la condena a una vida gris, cargada de resignación. Sonay, por el contrario, consigue un final relativamente feliz gracias a su forma de ser emancipadora. Asimismo sucede con Lale, la más rebelde de todas y guía de la hermana que le sigue, Nur. Ece, por su parte, comienza con una actitud sumisa que se transforma progresivamente en una actitud peligrosa, lo cual la lleva hacia por el camino más desgarrador de todos.


En cuanto a la estética del filme, va muy de acuerdo con la ambientación histórica, geográfica y cultural. La historia nos acerca hacia el ángulo más conservador de Turquía; observamos sus tradiciones, sus bailes y también sus costumbres más arcaicas. La mirada es, pues, crítica, hacia el machismo, la brutalidad y el paternalismo. La atmósfera, sin embargo, está plagada de sensualidad y singularidad. Rasgos de una cultura que se nos presenta peculiarmente atractiva por ser ajena a occidente, y el erotismo que muestran las niñas al pasear en ropa ligera en su habitación, donde nadie las mira, donde aún preservan un poco de libertad.



Si tuviese que describirla en pocas palabras, diría que Mustang: Belleza Salvaje, hace honor a su nombre. Es una delicia audiovisual de sabor agridulce, con un mensaje que golpea y nos invita a la reflexión, pero a la vez enciende una llama de esperanza, de que las cosas se puedan transformar.



Ficha técnica

Dirección: Deniz Gamze Ergüven
Dirección artística: Serdar Yemisci
Producción: Charles Gillibert
Guión: Deniz Gamze Ergüven, Alice Winocour
Música: Warren Ellis
Fotografía: David Chizallet, Ersin Gok
Montaje: Mathilde Van de Moortel
Vestuario: Selin Sozen
Reparto: Güneş Şensoy, Doğa Doğuşlu, Elit İşcan, Tuğba Sunguroğlu, İlayda Akdoğan
Países: Francia, Turquía, Alemania
Idioma: Turco
Año: 2015
Género: Drama
Duración: 97 min.





*Para ver la película completa online, click aquí.


*También te puede interesar*

sábado, 7 de enero de 2017

Top-10: Lo mejor del 2016



Por: Alexiel Vidam


Hola a todos. Arranco el año con un recuento de mis estrenos favoritos del 2016 en Perú (sí, me he pasado gran parte de esta semana haciendo maratón de todo lo que me perdí y de todo lo que quise volver a ver). Les recuerdo -como siempre- que éste es un ranking personal -aunque bien sustentado-, así que se aceptan críticas, comentarios, sugerencias y otras rocas, ahí en la cajita de abajo.




PUESTO 10:


Zootopia


Dirección: Byron Howard, Rich Moore




Para películas divertidas y conmovedoras, Zootopia se tiene el puesto 10 de este ranking bien ganado. La historia va sobre Judy Hopps, una valiente y entusiasta conejita que sueña con ser policía; sin embargo, es menospreciada por sus superiores y compañeros por su diminuto tamaño y condición de animal-presa. En su afán de demostrar sus capacidades, ella asume la difícil tarea de resolver el misterio de unos animales desaparecidos en sólo 48 horas. En su aventura le acompaña -aunque a regañadientes- un astuto y travieso zorro llamado Nick, con quien poco a poco se irá desarrollando una hermosa amistad. Un filme que no tarda más de 2 minutos en hacerte reír, pero que a la vez sabe dónde colocar el filin y arrancarte varias lagrimitas. Además, la historia tiene un fondo muy interesante que critica los prejuicios y estereotipos clásicos. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 9:


Buscando a Dory


Dirección: Andrew Staton





Otra película para remover el filin y saltar de emoción. Buscando a Dory nos trae de regreso a la despistada pececita de Buscando a Nemo, esta vez en su propia aventura. Todo comienza cuando Dory tiene un recuerdo repentino acerca de sus padres y decide viajar hacia La Joya de Morro Bay, California, para encontrarlos. Sin embargo, su falta de memoria a corto plazo convierte su viaje en una divertidísima odisea, donde le acompañan nuevos y viejos amigos (no podían faltar Marlín y el pequeño Nemo). Además, se revelan algunos secretos que quedaron al aire en la precuela… entre otras cosas, cómo es que Dory aprendió a hablar cetáceo. Si aún no la han visto, búsquenla ya, y chapen harto kleenex porque hay una escena en la que FIJO lloran. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 8:


Deadpool


Dirección: Tim Miller





No se confundan, ésta NO es una película de superhéroes… Es la más grande sátira-parodia de las pelas de superhéroes protagonizada por el más genial, estúpido y sensual antihéroe jamás visto: Wade Wilson, más conocido como Deadpool (e interpretado por el también genial, estúpido y sensual Ryan Reynolds). Deadpool no es un chico bueno… es más bien un tipo malo que le pega a tipos más malos por dinero. Sí, un mercernario que sólo baila pa’ su bolsillo y pa’ sus propios intereses de venganza. Sin embargo, cuando la mujer que ama se encuentra en peligro… es hora de hacer de superhéroe. En cuanto a recursos cinematográficos, la película rompe continuamente con la cuarta pared y juega con muchas referencias a la cultura pop. Además, brilla por su estilo irreverente y su peculiar humor negro. Una joytita del cine geek. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)




PUESTO 7:


Rogue One: A Star Wars Story


Dirección: Gareth Edwards





Sin duda, uno de los episodios más conmovedores y oscuros de la saga de Star Wars. Rogue One, ubicada entre los episodios 3 y 4 (algunos la llaman Episodio 3.5) cuenta la historia de los rebeldes que sacrificaron su vida por obtener los planos de la Estrella de la Muerte. Es una película con final cantado -pues ya sabemos lo que sigue en la saga-, pero no por ello pierde dramatismo ni emoción. En poco tiempo, los personajes se ganan un espacio en nuestro corazón y vamos sintiendo el dolor progresivo ante sus heróicas e incluso poéticas muertes (una de las mejores escenas, la caída de Jyn -Felicity Jones- y Cassian -Diego Luna-). Otro de los puntos interesantes es que esta película nos muestra el “lado sucio” de la rebelión: Aquí los protagonistas son ex-delincuentes, espías e incluso sicarios que no dudarán en matar a quien sea necesario por obtener el fin mayor. Por supuesto, otro de los momentos cumbre de la trama es la esperada reaparición del legendario Darth Vader. Imperdible, atrápenla todavía en el cine. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 6:


Mustang: Belleza Salvaje


Dirección: Deniz Gamze Ergüven





Con una trama que recuerda un poco a Vírgenes Suicidas de Sofía Coppola, Mustang: Belleza Salvaje es una película que se caracteriza -valga la redundancia- por su belleza, su sensualidad y su exoticidad. Un drama intenso y cautivador que trata del cambio brusco en la vida de cinco hermanas de un pueblo de Turquía: Sonay (Ilayda Akdogan), Selma (Tugba Sunguroglu), Ece (Elit Iscan), Nur (Doga Doguslu) y Lale (Günes Sensoy). Ellas pertenecen a una familia conservadora que busca unirlas en matrimonios arreglados y preservar su virginidad a toda costa. Para ello, recurrirán a medidas radicales que equivalen a un encarcelamiento en su propia casa. (*Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 5:


El Renacido


Dirección: Alejandro González Iñárritu





Una película para ser contemplada. El Renacido es una película con un argumento más o menos convencional (la lucha de un hombre por la supervivencia y la búsqueda de venganza), sin embargo, a nivel estético se convierte en toda una experiencia sensorial. Arriesgada a nivel de planos, ángulos y movimientos de cámara, sobresaliente en su hermosa fotografía y en su cuidadosa dirección de arte. Esta película representa además el primer Oscar de Leonardo Di Caprio por su interpretación de Hugh Glass, el protagonista de la historia. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 4:


Room


Dirección: Lenny Abrahamson





Room es una película emocionante, desgarradora, que brilla por sus actuaciones y por las sensaciones de claustrofobia y de descubrimiento que transmite. Es la historia de Joy (Brie Larson -ganadora del Oscar-) quien ha vivido 7 años enclaustrada en un cuarto a causa de un secuestro. Ahí, al segundo año de encierro, dio a luz a su hijo Jack (Jacob Tremblay), “lo más hermoso que había visto”. Al quinto año de vida de Jack, Joy decide que es hora de planear la huida de ambos; este momento de intensidad da paso a un segundo momento en el que, a través de los ojos de Jack, aprendemos a descubrir un mundo -hasta entonces- desconocido. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 3:

Spotlight


Dirección: Thomas McCarthy





Ganadora del Oscar 2016 a Mejor Película. Una película sumamente crítica basada en hechos reales. Aborda la investigación de la unidad Spotlight, del periódico The Boston Globe, acerca de los crímenes de pederastia realizados por distintos sacerdotes de la iglesia católica, y el encubrimiento de la misma a los susodichos. Dueña de una trama intrigante y excelentes actuaciones (destacando a Mark Ruffalo como el periodista más involucrado a nivel emocional), Spotlight es una película que invita a reflexionar sobre el lado oscuro de la religión y muestra el lado más interesante de la vocación periodística. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



PUESTO 2:


La luz entre los océanos


Dirección: Derek Cianfrance





Conmovedora, intensa y controvertida… y lo mejor, es que está en cartelera. Espectaculares actuaciones de Michael Fassbender y Alicia Vikander. Los protagonistas son Tom (Fassbender), quien ejerce de farero, y su esposa Isabel (Vikander). Tom es un tipo acostumbrado a la soledad, un superviviente de la II Guerra Mundial acostumbrado a lidiar con la muerte. Isabel es la luz en el corazón de Tom, pero pasa por una fuerte crisis a raíz de dos abortos involuntarios. En este contexto, ambos encuentran un bote con un hombre muerto en su interior, y una recién nacida de buena salud. Ellos deciden adoptar a la pequeña, pero el drama toma pico cuando descubren que la madre de la pequeña está viva.



PUESTO 1:


Carol


Dirección: Todd Haynes





Elegante, sutil, cautivadora. Carol resulta un manjar para ojos y oídos, al mismo tiempo que su historia enamora por el argumento y sus personajes. Es la historia de dos mujeres que se conocen de manera casual y se marcan la vida mutuamente. Carol (Cate Blanchett) es una mujer de base 3, con un divorcio en camino y los problemas que ello supone, incluyendo confrontación por la custodia de su hija. Therese (Rooney Mara), es una chica de unos 20 años cuyo amor por la fotografía es tan grande como sus dudas existenciales. Ella encuentra, por primera vez, su lugar en el mundo, junto a esa conflictuada mujer que es Carol. ¿Lo más rico de la película? Es difícil decidir, la película estuvo nominada a seis Oscars: Mejor Actriz, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Guión Adaptado, Mejor Fotografía, Mejor Música Original y Mejor Vestuario. Una verdadera delicia del cine. (Para leer la crítica completa de esta peli, click aquí.)



*También te puede interesar*