sábado, 16 de diciembre de 2017

“Star Wars: The Last Jedi”, en muchos sentidos, la mejor película de Star Wars


Por: Matías Wong

“Desde pequeño he sido fan de Star Wars”,  decía Rian Johnson en una entrevista reciente. El director, y guionista, de la nueva entrega de Star Wars: The Last Jedi, es el máximo  responsable de la que, para muchos, ya es la película del año.  Y es que el director americano nos da lo que muchos fans de la saga queremos, pero a la vez hace todo lo contrario. 

¿Cómo es eso? Pues muchas veces en el cine de Hollywood, y especialmente en grandes proyectos como este, se suele tener grandes restricciones por parte de una producción que pone el dinero por delante. Éste no es el caso, ya que se le dio toda a libertad creativa a un director, relativamente joven, con ganas y ambición. Desde George Lucas, en los episodios I, III, y IV, no se había tenido a una persona responsable del guión y la dirección de la película, como si de cine de autor se tratase. El mismo Rian Johnson declaró que sentía que hacía “la película independiente más grande de la historia”.



Star Wars: The Last Jedi es una apuesta arriesgada. No es la fórmula que simplemente funciona y que ya vimos en The Force Awakens, ni es la frescura y gran trama que nos dio The Empire Strikes Back, en la trilogía original. Esta película funciona en todos los sentidos.

Comenzando por lo nuevo, audiovisualmente es de lejos la mejor película de toda la saga. Aquí se entremezclan la increíble fotografía de Steve Yedlin (Danny Collins, Brick, Carrie)  y la excelente edición de Bob Ducsay (The Mummy, G.I. Joe). Parece que Johnson encontró, técnicamente, el cómo aportar a una saga que en algún momento se decía que era sólo efectos especiales.  Tampoco está de más decir que hay un juego de planos tan bien utilizado, que nos dan una de las mejores, si no la mejor, batalla de sables de luz, entre Kylo Ren y Rey.



Fuera de lo técnico, Johnson se inclina a recurrir –en varios momentos- a algo ya utilizado en The Force Awakens: la nostalgia. Son muchos los momentos en que nuestros antiguos personajes nos hacen gritar de emoción o llorar en la sala del cine. Son incontables, también, las referencias sobre la saga que existen en este película, pero lo más importante es que se resuelven muchas dudas que existían desde el estreno de la película anterior, hace dos años.  Del mismo modo, se plantean nuevos misterios por resolver que nos harán esperar hasta la novena entrega.


Otro punto fuerte en esta entrega es la profundidad de sus personajes. Muchos criticaron a ese Kylo Ren que parecía un adolescente con problemas de The Force Awakens; dudo mucho que critiquen a este personaje ahora. Adam Driver nos da una de sus mejores actuaciones hasta ahora, y fortalece la increíble construcción que hizo Johnson con Kylo Ren. Oscar Isaac es otro de los que hacen de esta película lo que es. El personaje de Poe Dameron funciona de manera casi perfecta, y se potencia mucho en su conflicto con el de Carrie Fisher, nuestra princesa Leia. 

Ya no estamos hablando de un piloto habilidoso, o de un “nuevo Han Solo”; Poe Dameron es un personaje aparte, y tiene su propia historia y características. Sin duda, el premio gordo se lo lleva Mark Hamill, quien nos trae una de las mejores actuaciones dentro del universo de la Guerra de las Galaxias. Él mismo declaró que, al principio, no entendía muy bien qué es lo que el director quería para Luke Skywalker, y seguramente muchos de ustedes se lo hayan preguntado en la sala también; finalmente, conforme va avanzando el filme, se entiende perfectamente por dónde va todo, y nos lleva a una de las grandes sorpresas de esta película, o de la saga completa.



Rian Johnson ha encontrado la transición perfecta entre lo antiguo y lo nuevo; ha logrado que esta película funcione por sí sola, y que tanto adultos que vayan a recordar su infancia, como niños que recién vayan a enamorarse de esta saga, puedan disfrutar de una maravillosa experiencia. Posiblemente estemos ante la mejor película del universo Star Wars, posiblemente no. De lo que no hay ninguna duda es que te emocionará tanto que será imposible no disfrutarla.


Ficha técnica


Dirección: Rian Johnson
Asistente de dirección: Leopold Hughes
Producción: Kathleen Kennedy, Ram Bergman
Guión: Rian Johnson
Música: John Williams
Maquillaje: Peter King, Flora Moody
Fotografía: Steve Yedlin
Montaje: Bob Ducsay
Reparto: Mark Hamill, Carrie Fisher (†), Adam Driver, Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac, Andy Serkis, Domhnall Gleeson, Lupita Nyong'o, Benicio Del Toro
País: Estados Unidos
Año: 2017
Género: Space Opera, aventura, ciencia ficción
Duración: 152 minutos






*También te puede interesar*

1 comentario:

  1. es muy buena película la recomiendo en su totalidad gracias

    ResponderEliminar