viernes, 29 de abril de 2016

Duelo de superhéroes

Luego de una larga espera, por fin, llega a nosotros la ansiada película de Marvel: “Capitán América: Guerra Civil”.



Por: Matías Wong

La segunda película de Marvel dirigida por los hermanos Russo. Nuevamente con Steven Rogers (Capitán América) como protagonista, esta vez no sólo estará acompañado por Natasha Romanoff (Black Widow) y Sam Wilson (Falcon), sino que se intentará juntarse con todos los héroes de Marvel (con la ausencia de Thor y Hulk).

Tras los destrozos por parte de nuestros héroes en las películas anteriores, las Naciones Unidas crean los Acuerdos de Sokovia, en los cuales se establece que los Vengadores, dejarían de ser una asociación privada, y estaría controlada por el consejo de 117 países diferentes. Dado esto, los héroes se dividen en dos bandos, los que están de acuerdo con firmar (Team Iron Man), y los que no (Team Captain). Esta película anticipa lo que viene en Avengers: Infinity War I y II.


La segunda película del Capitán, El Soldado de Invierno, era considerada por muchos la mejor película de Marvel hasta el momento, y con atrevimiento, puedo decir que ya no lo es más. Las escenas de acción, la interrelación entre personajes (y el número de estos mismos), un guión  tanto serio como divertido, la cantidad de historias dentro de una, y la evolución de éstas, hacen que esta sea la mejor película de Marvel hasta ahora.

La historia en sí se basa en Capitán América y Iron Man; sin embargo, lo que le da el toque de frescura frente a las dos películas de los Vengadores, es la inclusión de tres nuevos personajes al grupo habitual de los héroes: Ant-Man (quien ya tuvo su propia película), Spiderman, y Black Panther.



Un Scott Lang (Ant-Man) divertido, irónico y siempre cumplidor, contactado por Clint (Ojo de Halcón), se sitúa del lado de Capitán América. Él y Spiderman son justamente los que le dan humor a esta pieza. No posee tantos minutos en la pantalla, al igual que nuestro arácnido preferido.  Un Peter Parker totalmente renovado (Tom Holland es el tercer actor que le interpreta) y joven. Esta vez sin contar la historia sobre cómo adquirió sus poderes, es localizado y contactado por Iron Man cuando este necesita ayuda para vencer a Capitán América. Spiderman es una pieza clave dentro de la película, si es que de humor hablamos; le da viveza a una película recargada de acción.

Black Panther es un personaje totalmente nuevo dentro de este universo cinematográfico. Sus orígenes se dan a conocer dentro del diálogo de los personajes; su historia no se desenvuelve dentro de la película (la película acerca de él se estrena recién en 2018). Sin embargo, es una pieza fundamental dentro de la trama.


Regresando a los personajes ya establecidos, tenemos a Capitán América, que se siente abandonado y solo. Él inconscientemente busca “familia”, y sólo logra sentirse cómodo con los recuerdos de su amigo de la juventud, Bucky, el Soldado de Invierno, quien es buscado por los diferentes ministerios de seguridad de los países del mundo. Para variar, se la pasa en conflicto con Iron Man, quien en casi toda la película contradice su forma de pensar.

Iron Man mantiene su forma de ser, siempre irónico y terco. Le cuesta aceptar sus errores, y esto muchas veces afecta al resto del grupo. Sin embargo, en esta película se desarrolla mucho más su personaje, inclusive más que en sus propias películas. Dejando de lado el nombre de la película, se podría decir que el Hombre de Hierro es el verdadero protagonista.


La historia se completa personajes como la Bruja Escarlata, Visión, Máquina de Guerra, Falcon, Ojo de Halcón y la importantísima Natasha Romanoff, la Viuda Negra. Ella es fundamental en la evolución de la historia, pues, como es sabido por los fans de la película, su personalidad es flexible frente al bando que toma.

Finalmente, una buena película de superhéroes nunca es buena sin un buen villano, quien normalmente es igual o más poderoso que nuestros mismos protagonistas (Ultron o Loki son buenos ejemplos). Zemo, no tiene esa característica. Es lo opuesto a los villanos de los filmes “vengadores”. No posee ningún poder sobrenatural. Es un simple mortal trastornado por la muerte de su familia en Sokovia (culpa de los Vengadores). Su personaje cuenta con una evolución psicológica increíble, además de una mentalidad maquiavélica que consigue enfrentar a los héroes. El famoso “divide y vencerás” es aplicado en este caso, y de manera casi perfecta.

Daniel Brühl es el Barón Zemo

Muchos podrían considerar un villano de este tipo como “desperdiciado” o excesivamente simple; pero, desde mi punto de vista, se trata del mejor villano visto hasta ahora en el universo cinematográfico de Marvel. A diferencia de Ultron, y a la par con Loki, llegamos a comprender la psicología del personaje. Quizás, es cierto, sería necesario un guión más rico, para lograr el desarrollo adecuado del personaje. Lo hemos vivido con la competencia; con el Guasón de Nolan (Heath Ledger) o con el Lex Luthor de Snyder (Jesse Eisenberg), y no podemos negar que en este aspecto –el de los villanos-, DC se lleva la delantera. Podríamos decir, entonces, que la genialidad del personaje, recae sobre todo en la excelente actuación de Daniel Brühl, actor alemán conocido en este lado del mundo por su papel en Bastardos sin Gloria, de Quentin Tarantino.

En conclusión, Capitán América: Guerra Civil, es de lo mejorcito que ha tenido Marvel hasta ahora. Los hermanos Russo han sabido manejar una cantidad enorme de personajes de manera perfecta, cosa que no es nada fácil. Sin exagerar, uno al ver la película se da cuenta de que al menos podrían existir 10 películas separadas metidas en una sola. Marvel ha conseguido ir mejorando cada vez desde que se dio el inicio a su universo cinematográfico en 2008, con Iron Man.


Ficha técnica:

Dirección: Anthony y Joe Russo
Producción: Kevin Feige
Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely
Idea original: Joe Simon y Jack Kirby (Capitán América de Marvel Comics) y Mark Millar (Civil War de Marvel Comics)
Música: Henry Jackman
Fotografía: Trent Opaloch
Montaje: Jeffrey Ford
Reparto: Chris Evans, Robert Downey Jr., Scarlett Johansson, Jeremy Renner, Chadwick Boseman, Elizabeth Olsen, Daniel Bruhl, Paul Rudd, Tom Holland, Sebastian Stan, Don Cheadle
País: Estados Unidos
Año: 2016
Idioma: Inglés
Género: Superhéroes, ciencia ficción, acción

martes, 19 de abril de 2016

“La Venganza del Fachoy”: Los guerreros del chifa llegan a IDAT

Disparatada comedia de artes marciales con sabor nacional, se proyectará este miércoles 20.


Los guerreros Fachoy llegarán a Idat con la proyección gratuita de La Venganza del Fachoy, cortometraje que inaugura el género comedia de artes marciales en el cine peruano, dirigida a los alumnos y público en general. Además de brindar un conversatorio donde el director y el elenco de la cinta darán más detalles de la producción cinematográfica.

“La historia se centra en Pac Pow (Sasha Settembrini), guerrero de la orden del Fachoy que esconde su sabiduría en recetas de comida chifa. Sin embargo, él es considerado un traidor y un fugitivo por los miembros de dicha orden. Por ello, Siu Cao (Carlos De la Torre), antiguo compañero de entrenamiento, le está buscando para matarle. Bajo el mando de este último se encuentra, además, un escuadrón de cinco guerreros élite, cada uno experto en un estilo de combate”.


A partir de este cortometraje dirigido por los hermanos Hugo y Juan Carlos Flores, se está trabajando en una película del mismo nombre cuyo estreno será el próximo año (2017), al igual que un videojuego sobre la cinta, que cuenta con el valioso auspicio de: Cinematosis, GYM Paradise, Club SAUCE ALTO Resort y Restaurant Leña & Sabor.

Cabe recordar que La Venganza del Fachoy tuvo dos exitosas presentaciones ante el público en eventos como el Otaku Fest 2015 y Lima Geek Fest 2015. En este último, el elenco compartió escenario con estrellas de Harry Potter, The Walking Dead, Legends of Tomorrow y Star Wars.

La proyección y el conversatorio de La Venganza del Fachoy será realizará en el auditorio 28 de noviembre este miércoles 20 de abril a las 7:30 p.m. en la Torre 1 de Idat (Av. Petit Thouars 315 - Cercado de Lima). Ingreso Libre desde las 6:00 p.m.


lunes, 18 de abril de 2016

5 películas para amantes del rock



Por: Alexiel Vidam

¿Quién ama el rock? Yo estoy segura de que muchos cinéfilos que pasan por aquí aman el rock. Y no por nada… El rock es uno de esos géneros musicales que, con su aparición, marcó un antes y un después en la historia del mundo, y que sigue envolviendo a millones de fanáticos con sus distintos niveles de complejidad… pero sobre todo, con esa intensidad tan característica que le dota de un espíritu rebelde y encendido. Siempre he pensado que la música es un estado de ánimo (¿alguien se imagina una película sin música?... o mejor dicho, ¿alguien se imagina la VIDA sin música?), y de todos los tipos, el rock es uno de los que nos mantiene más VIVOS, con todo lo que ESTAR VIVO implica.

Por esto, y porque el rock me acompaña a todas partes, he decidido dedicarle un homenaje cinéfilo a mi género musical favorito. Con ustedes… mi lista de “películas que todo amante del rock debería ver”.


THE RUNWAYS 

Directora: Floria Sigismondi
Año: 2010




Ya había escuchado sobre The Runaways… que era la primera banda de rock femenina de la historia, y que de ahí había salido la famosa cantante Joan Jett (I love Rock n’ Roll), pero de su música o de su historia, sabía poco o nada, y con esta película, me volví fan. Toda la puesta en escena está tan bien construida, que es difícil no quedar envuelto dentro del mundo de luces y escenarios, y ponerse a vibrar con la música. El guión, por su parte, está escrito desde la perspectiva de Cherie Currie, vocalista de la banda, ya que el mismo se basó en la novela autobiográfica de la cantante, titulada Neon Angel: A Memoir of a Runaway. El argumento nos muestra cómo una joven de 15 años sin mucho que esperar del futuro, acaba convirtiéndose, de la noche de a la mañana, en una de las rock stars más aclamadas del momento. Muestra también el lado más oscuro del espectáculo: con sus vicios, excesos y dudas existenciales. Excelentes interpretaciones de Dakota Fanning y Kristen Stewart como Cherie Currie y Joan Jett, y de Michael Shannon como su manager, el estrambótico Kim Fowley. (Click aquí para leer la crítica de esta peli.)


PINK FLOYD THE WALL 

Director: Alan Parker
Año: 1982


Una película hecha para partirnos el cráneo en dos y triturarnos el cerebro en pedacitos. Pink Floyd The Wall es una pesadilla musicalizada. Es ese universo distópico y no tan paralelo en el que podríamos vivir (o hemos vivido más de una vez). Pink, el protagonista, es un hijo de la segunda posguerra. Un huérfano y testigo de la muerte. Es también el resultado de una educación sobreprotectora y castrante al mismo tiempo. Él lanza su grito de liberación a través de la música. ¿Pero qué pasa cuando el grito se pierde en medio de una sociedad brutal y violentamente homogenizada?... La “alienación” parece ser la única vía para salvarse, y el individuo construye su pared… ladrillo a ladrillo. (Click aquí para ir a la crítica completa.)


THE DOORS

Director: Oliver Stone
Año: 1991




Otra película para volverse fan y descubrir los temas más emblemáticos de una banda que marcó hito en la historia. Mucho se ha criticado esta película sobre la inexactitud en los detalles, y que se ha construido más en base a mitos y escándalos en vinculados a la banda, por lo cual no debería ser tomada como una biografía exacta. Sin embargo, el espíritu trasgresor y salvaje de sus personajes –en especial el de Morrison- no deja de despertar fascinación e intriga. Morrison (interpretado por un magnífico Val Kilmer) es un loco que asusta a la vez que encanta. Su genialidad va de la mano con una intensidad que alcanza niveles destructivos y que –paradójicamente- saca de ahí su poder de conmover, de tocar, de perforar y devorar almas.


ALMOST FAMOUS 

Director: Cameron Crowe
Año: 2000




Una seductora Kate Hudson y un encantador Patrick Fugit nos traen una película divertida, rebelde… pero sobre todo, muy conmovedora. Fugit, interpreta a William Miller, un muchacho de 15 años que vive su adolescencia durante los salvajes años 70, y debe lidiar con las burlas de sus compañeros y las restricciones de su conservadora madre. Sin embargo, sus habilidades como redactor periodístico atraen la atención de los directivos de la revista Rolling Stone, quienes le dan la oportunidad de su vida: viajar junto a la banda del momento y escribir un artículo. Nada más “cool” para un joven que necesita conseguir independencia y reafirmar su identidad mediante la música. Sin embargo, el camino de los reflectores puede estar también lleno de confusión y desamores… (Click aquí para leer la crítica.)


HEDWIG AND THE ANGRY INCH

Director: John Cameron Mitchell
Año: 2001




Una de las películas más conmovedoras de la vida y una de esas pelas que puedo ver cien veces sin aburrirme. Con una magistral banda sonora y una riquísima puesta en escena, John Cameron Mitchell nos presenta a su personaje más entrañable: la “mundialmente ignorada” cantautora Hedwig Schmidt, rockera transexual procedente de la ex Alemania comunista. Le acompaña una banda de estrambóticos personajes, integrantes de su banda de glam-rock “The Angry Inch” (la “Pulgada Irritada”), entre los cuales cabe destacar a su esposo Yitzhak (ex drag queen de origen judío, corista del grupo, y transexual de mujer a hombre). Ellos se encuentran de gira por distintos puntos de Estados Unidos, persiguiendo a la estrella de rock Tommy Gnosis, ex-pareja de Hedwig, quien le ha robado las canciones presentándolas como suyas. Mientras luchan por alcanzar el reconocimiento, Hedwig y su grupo de perdedores “cachuelean” de bar en bar, y entre canción y canción, nos van revelando el desgarrador pasado de Hedwig. (Click aquí para leer la crítica.)


*También te puede interesar*

miércoles, 6 de abril de 2016

¿Eres más Batman o Superman?



Por: Sergio Cueto

Sólo hay dos tipos de personas en este mundo. Y no, no estamos hablando de equipos de fútbol ni de partidos políticos… A continuación, te presentamos un test de personalidad basado en la última película del dueto dorado de los comics (sí, los que venden más  merchandising  que Zumba en temporada de circo): Batman VS. Superman… Para ser francos, hemos adaptado un cuestionario de Vanidades y lo hemos adaptado sólo para tus ojos (ok, no).

OJO: Este test es puro vacilón. No pretendemos herir susceptibilidades con las respuestas ni con los resultados finales,  así que no te piques si te sale el murciélago y eres fan del azuloso, o si te sale el kryptoniano y tú eres fan “DARKSSSSSSSSSSSSSSSS” como Batman. ¡El que se pica pierde!


1. ¿Cuál es tu plan ideal de fin de semana?

a) Cena en un restaurante de lujo (mientras más ficho, mejor)
b) Cervezas con los amigos, hasta que la señal te hace desaparecer.
c) Alguna actividad deportiva para lucir los coquitos.
d) Ir al cine de incognito, función trasnoche, asiento Z-11.
e) Salir a la discoteca (y llegar en un Lamborgini, obvio)
f) Alguna actividad cultural de la Municipalidad de tu distrito.


2. ¿Qué palabra te describe mejor?
a) Extrovertido (respect!)
b) Inteligente (ya alcanzas a Bill Gates… pero sin lo NERD)
c) Introvertido (que roche contestar eso)
d) Leal (no, no la película de Divergente)
e) Independiente (bailas con tu pañuelo)
f) Noble (rozando lo sonso… ya se aprovechan de ti)


3. Escoge a un integrante de la Liga de la Justicia:

a) Flash (y si es de Kodak, mejor)
b) Martian Manhunter (el marcianito cambia formas)
c) Wonder Woman (la “más ri’”)
d) Aquaman (el hermano de Aquafresh)
e) Cyborg (Hasta la vista, baby!)
f) Linterna Verde (“a Deadpool no le gusta esto”)

4. ¿Qué es lo más importante en una Sandwicheria? (Sí, ésa es la pregunta)

a) Variedad de salsas (para compartir con los amigos)
b) Rapidez en el servicio (para salir rápido de allí)
c) Que te sirvan yapa
d) Precio exacto (lo jiuston pe’ varón)
e) Suficiente espacio (para cambiarse de ropa en caso de emergencia)
f) Limpieza e Higiene (mínimo)

5. ¿En qué lugar del mundo te gustaría vivir?

a) New York
b) Turquía (Saludos a Fatmagul)
c) Londres
d) Chicago
e) Tokio
f) París

6. ¿Cuál es tu kryptonita?

a) El amor (friendzone forever)
b) La familia (la que no tienes) :(
c) El dinero (Euros, porque el dólar esta bajando)
d) Tu nobleza (de la que se aprovechan)
e) Tú mismo
f) La kryptonita (duh!)

7. Escoge una película

a) Armaggedon
b) Pearl Harbor
c) El Conde de Montecristo
d) El Hombre de Acero
e) Daredevil (¿Es en serio?)
f) Operación U.N.C.L.E.

8. Honestamente ¿Quién ganaría?

a) 100% Bats
b) Batman, aunque con mucha preparación 
c) Superman, aunque con mucho esfuerzo
d) 100% Sups
e) Empate técnico
f) Popy Olivera (nivel Debate del Domingo)




Mayoría: A, B, E



Sacaste: Batman
Te identificas con el Batman de esta película porque llevas años cultivando odio en tu corazón. Crees firmemente que a todo el mundo hay que darle lo que se merece. Tus relaciones duran lo mismo que las fiestas, y su único podría ser el mayordomo –en caso cuentes con los recursos-. A pesar de ser un poco cascarrabias, de un momento a otro estás dispuesto a aceptar tus errores y enmendar el camino. Sólo ten cuidado de no volverte excesivamente soberbio; a veces hasta el Caballero de la Noche necesita ayuda de los demás.


Mayoría C, D, F



Sacaste: Superman
Te identificas con el Superman de esta película porque estarías dispuesto a sacrificar todo por el bien de la humanidad. Aunque por ratos te tilden de “hijo de papi” que no sigue su propio plan maestro, al final tu profunda convicción en las segundas oportunidades y el amor eterno te definen como persona. Romántico de tiempo completo; encuentras tu paz interior en el campo, las montañas, los nevados y en donde sea que no te perturben.  Sólo ten más cuidado con en quién confías; tu nobleza puede dejarte más vulnerable que la kryptonita. Recuerda que la justicia tiene que empezar contigo mism@.

domingo, 3 de abril de 2016

“The first grader”: Los peligros de leer



Kimani Maruge se desviste. Frente a él, un grupo de ministros percibe las marcas en su piel. Tres latigazos uniformes dibujan con sangre el mapa del sufrimiento keniano a merced del Imperio Británico. Con ochenta y cuatro años a cuestas, la misión de este hombre no es causar lástima; en primer término quiere restituir a la profesora de una escuela primaria ubicada en las montañas de Nairobi y después, aprender a leer, sobreponiéndose a los límites de la edad y de su propio pueblo, que lo considera un acto ilícito.

Con un presupuesto bastante austero pero con la ventaja de contar con exteriores bendecidos por la naturaleza, El escolar (The First Grader) cuenta la historia de Kimani Maruge, un keniano que a sus 84 años no sabe leer y desea reinsertarse en el sistema escolar. Kenia, tras años de barbarie, yace finalmente en un período de restauración democrática. Entre los nuevos decretos que instaura el gobierno de turno, se publica un artículo donde se lee claramente: “la educación para todos”.


Maruge se entera de esto y va a la escuela, exigiendo ser aceptado como alumno. Inicialmente  solo quiere aprender a leer para darle trámite a una carta que el gobierno de su país le mandó hace ya un tiempo atrás. Pero luego, a base de templanza, se nos revela como un personaje que quiere aprender un oficio y retar las barreras del tiempo. Siente que ha perdido valiosos años como prisionero y en constantes flashbacks lo recuerda; él colgado de una viga, sufriendo cortes con cuchillos calientes y en otras sentado, gritando de dolor tras la inserción de un lápiz que le perfora los tímpanos. La sobrepoblación, el gran número de padres que pugnan por darle educación a sus hijos y el racismo entre tribus, hacen que esta tarea sea mal vista, pues muchos consideran que Maruge le quita el puesto a un niño, a quienes ellos mismos denominan “el futuro de Kenia”.

Esto se evidencia en toda la película. Hay alumnos que incluso no cuentan con un pupitre. Las chances de surgir profesionalmente en un país cuya democracia está floreciendo se evidencian, sobre todo en el notorio abismo social existente entre la capital y el lugar donde se filma la película, ausente de calles y gobernado principalmente por el polvo y la miseria.


Pero aquí hay un punto en el que vale la pena detenerse,  y es el tema del racismo. Llamémosle así porque en verdad es un asunto mucho más complejo y que da, incluso, para una investigación posterior. Entre los mismos kenianos hay una fractura social evidente que no es del tipo exactamente racial  sino más bien tribal. Se alude constantemente al sometimiento mostrado por algunos grupos étnicos hacia los británicos y eso es tomado como traición. Muchos de ellos, como se ve, colaboraron directamente con la invasión y fueron soldados que aplicaron los castigos contra su propia gente. El mismo Maruge muchas veces hace este tipo de referencias cuando las autoridades lo reprenden y diciendo frases que aluden a la complexión física de sus agresores, a quienes identifica rápidamente como descendientes de una tribu. Si hay algo que resulta anecdótico, es que son muy pocos quienes se consideran kenianos a secas. Lo admiten, sí, pero todavía es perceptible la añoranza del pasado que surge, sobre todo, cuando hay disputas sociales.

Con los altibajos propios de toda película, queda claro que la intención primordial es conmover y Maruge termina convirtiéndose en una metáfora de sí mismo; no se trata solo de leer, sino de entender tanto la lectura como la educación como bases para entender el pasado y su importancia. Es un drama que revela tanto las rencillas que todavía perduran entre las tribus africanas, como el miedo a la educación y lo que trae consigo de manera inevitable: cambios de la tradición y acercamiento a la modernidad, vista por muchos como algo descocido y perjudicial.



Aunque basada en un hecho real, The first grader pinta de cuerpo entero algo que es aún más grave y perceptible tanto en Kenia como en el resto del mundo: el miedo al conocimiento como forma de rebelión contra la realidad.


Ficha técnica


Dirección: Justin Chadwick
Producción: Vittoria Sogno
Guión: Ann Peacock
Reparto: Oliver Litondo, Naomie Harris, Tony Kgoroge
Música: Alex Heffes
Fotografía: Rob Hardy
Edición: Paul Knight
Países: Reino Unido, Estados Unidos, Kenya
Año: 2010
Género: Biopic, drama
Duración: 103 minutos