domingo, 20 de noviembre de 2016

El resbalón cinematográfico de J.K. Rowling



Por: Alexiel Vidam

Fui a ver Animales fantásticos y dónde encontrarlos con bastante expectativa. No soy de los fans de Harry Potter que van al estreno en cosplay, pero sí le tengo mucho filin a la saga y me leí todititos los libros. Es un universo con el que he crecido y del que tengo excelentes recuerdos.

Lamentablemente, debo decir que la nueva película de este universo, no llenó mis expectativas. Y es una pena, porque Eddie Redmayne en el rol protagónico del primer guión cinematográfico de J.K. Rowling, resultaba una idea bastante prometedora; sin embargo, lo que rescato de ella no es ni la actuación de Redmayne (ni la de ninguno de los actores, a decir verdad), ni el guión de Rowling, sino la bien cuidada dirección de arte. No hace falta señalar que para este tipo de pelas hay que tener, por una parte, mucha imaginación, y por otra, mucho ingenio, pues se trata de construir todo un mundo fantástico -lo cual es un chambón- y, encima, hacerlo verosímil. Además, esta historia está ambientada en Estados Unidos durante los años 20, de modo que, visualmente, es un postrecito para los amantes de la estética vintage.



Más allá de eso, debo decir que la película me pareció mediocre, y aunque suene a herejía, el guión me pareció bastante flojo. No sé si es que Rowling ha perdido un poco la praxis durante estos años, o simplemente es que aún no se adapta a escribir para la pantalla grande (y culpa del director -David Yates- también por no guiarla); la cuestión es que la trama peca de sosa, lenta, carente de punto clímax que nos haga estallar de emoción. Lo mejor de su desarrollo fueron las travesuras del pequeño escarbato (el bicho ladrón de metales); él le metía un poco de agilidad a la historia y nos lograba arrancar alguna carcajada de rato en rato.



*ATENCIÓN A SPOILER*

Un punto que pudo haber convertido la historia en una de las tragedias más memorables del universo Harry Potter (hablando en el sentido dramático; es decir, en el buen sentido), es el hecho de haberse atrevido a matar a un niño. Y no de cualquier manera; sino que se trata del propio equipo de aurores aniquilando a un niño por “el bien mayor”. Este punto dota al argumento de una dosis de oscuridad y dramatismo que pudo haber sido la parte más rica del guión (y de toda la película)... pero no fue así, porque fue desaprovechado. Creedence (Ezra Miller) muere ante los ojos de todos sin pena ni gloria, porque aunque se trató de evitar su muerte, luego no se lloró una sola lágrima por él… y de hecho la vida continúa como siempre: Propertina (Katherine Waterson) recupera su chamba de aurora (sí… junto a esos aurores que mataron a Creedence… a quien supuestamente, ella apreciaba mucho), Newt seguirá viajando, los humanos se olvidarán de todo (previo hechizo desmemorizador)... etc.



Otro punto excesivamente frustrante, fue la pésima construcción del personaje de Grindenwald (interpretado por Collin Farrell y Johnny Depp en distintos momentos). Tengo entendido que éste podría desarrollarse más, pues se vienen cuatro secuelas, pero aun así, por ser EL MALO PRINCIPAL, debió tener una aparición mucho más imponente… o para tal caso, no aparecer, sino mandar a un lacayo, como lo hacía Voldemort. Por el contrario, Grindelwald pelea un ratito y es vencido en dos patadas. Terriblemente decepcionante.

*FIN DEL SPOILER*

Cambiando de topic, las interpretaciones no me sorprendieron en lo absoluto. De hecho, sentí que Eddie Redmayne estaba repitiendo su papel de Einar Wegner en La Chica Danesa (antes de convertirse en la chica danesa… claro está): timidón, pavo, torpe, inteligente, nerd… sólo que, ya no es un transexual ni un genio de la física (como en La teoría del todo)… es un mago al que echaron de Hogwarts, al que se le escapan las mascotas con una facilidad espeluznante, y para colmo, hace destrozo y medio por donde pasa olvidando -además- desmemoriar a la gente después.



Anyway… les recomiendo que si van a verla de todas formas, vayan con el chip de que será por el filin que le tienen al universo en general, y con la esperanza de que las secuelas sean mejores, porque, desde mi perspectiva, como película en sí, Animales fantásticos y dónde encontrarlos, tiene muy poco que ofrecer.




Ficha técnica


Dirección: David Yates
Producción: David Heyman, Steve Kloves, J. K. Rowling, Lionel Wigram
Idea original: J.K. Rowling (de su libro Animales fantásticos y dónde encontrarlos)
Guión: J. K. Rowling
Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Alison Sudol, Dan Fogler, Ezra Miller, Colin Farrell, Johnny Depp
Países: Reino Unido, Estados Unidos
Idioma: Inglés
Año: 2016
Género: Fantasía, aventura
Duración: 133 minutos





*También te puede interesar*

No hay comentarios:

Publicar un comentario