domingo, 17 de agosto de 2014

Cuando Peter Pan creció


Por: Alexiel Vidam

El lunes pasado falleció Robin Williams, uno de mis actores favoritos de infancia; intérprete de personajes que cautivan por esa combinación perfecta entre humor y dulzura. Hoy, quiero dedicarle un post a una de mis películas favoritas con este actor: Hook (1991), de Steven Spielberg, también conocida como El Regreso del Capitán Garfio.

Peter Pan, el niño que no quería crecer.
Vi esta pela por primera vez hace ya varios años. Debo decir que me atrapó desde el primer momento, por retomar a uno de esos personajes por los que es imposible no sentir algún cariño: Peter Pan, el niño eterno, el que nunca quiso crecer. ¿Quién no se ha identificado con él alguna vez? ¿Acaso no sería increíble vivir en un país, donde todo es diversión y aventura, y -mejor aún-, donde los años no pasaran sobre uno (público femenino sintiendo envidia en 3, 2, 1…)?

Pero el punto es que Peter Pan creció. ¿Qué cómo sucedió esto? El amor, señores, el amor… Resulta que un buen día, cuando Peter tenía 13 años aproximadamente (recordemos que a él no le afecta el tiempo), fue a visitar a Wendy, que ya era anciana, y conoció a su nieta Moira. Se enamoró apenas la vio… y entonces supo que no volvería al país de Nunca Jamás.

Ahora, Peter es Peter Banning (Robin Williams), abogado, casado, padre de dos hijos… un padre bastante estricto, de hecho, sin tiempo para jugar, y con miedo a las alturas. Ha olvidado todo sobre su pasado como Peter Pan, al que considera como un simple cuento de fantasía. El tema es que, durante una visita a la abuelita Wendy, los hijos de Peter: Jack (Charlie Korsmo) y Maggie (Amber Scott), son secuestrados por el eterno enemigo de Pan: el Capitán James Hook (“Capitán Garfio”, por estos lares), interpretado por Dustin Hoffman. Por lo tanto, Peter debe regresar a Nunca Jamás para rescatar a sus hijos; pero antes debe recordar quién es y recuperar las habilidades de volar y combatir.


Sobre otros puntos, me gustaría resaltar la producción de esta película. Pienso que el país de Nunca Jamás fue retratado tal cual lo visualizábamos en nuestra imaginación según los distintos relatos y adaptaciones anteriores. Ahí están las sirenas, los piratas, los niños perdidos, el hada Campanita… tal vez los únicos que se hicieron extrañar fueron los indios; hubiese sido genial verlos participar como aliados de Peter, pero supongo que se decidió obviarlos para no abarcar demasiado.


Según yo, la mejor caracterización fue la de James Hook. Dustin Hoffman calza perfecto; él es la viva encarnación del Capitán Garfio de la película animada de 1953. No sólo se ve tal cual, sino que, además, actúa tal cual; con esa mezcla entre excentricidad y elegancia, entre autoridad y patetismo. Sin embargo, no podemos negar que en general el reparto de esta película es de lujo: el recordado Robin Williams nos muestra perfectamente ese proceso de transformación del serio y temeroso Peter Banning, en el intrépido y aventurero Peter Pan. Luego está Julia Roberts en el papel de Campanita, la pequeña hada enamorada de Peter, su fiel amiga y compañera de peripecias; conmovedora la escena en que decide declararle su amor. Por otra parte, tenemos a Maggie Smith como la abuela Wendy; por si no la sacan por nombre de buenas a primeras, ella es la profesora McGonagall de Harry Potter o la temible diosa Tetis, de la clásica Furia de Titanes (1981). Su papel es importante porque ella es la primera en reclamarle a Peter el haber olvidado su actitud jovial y juguetona, y también la primera en tratar de hacerle recordar. Por si fuera poco, como invitados de lujo en el reparto se encuentran Glenn Close, como uno de los piratas de Garfio, y Phil Collins, como un inspector de la policía.

Touche! Peter Pan (Robin Williams) Vs. Capitán Garfio (Dustin Hoffman)
 Acerca de la narración en sí, podemos decir que es bastante simple. Casi lineal, interrumpida por uno que otro flashback (salto al pasado), para mostrarnos la infancia del protagonista y su llegada al país de la eterna juventud. No obstante, el relato se enriquece de manera incalculable gracias a cantidad de momentos épicos y humorísticos. El argumento realmente nos traslada al país de Nunca Jamás, invitándonos a acompañar a Peter en esta nueva aventura donde, además de rescatar a sus seres amados, conseguirá reencontrarse a sí mismo.


Finalmente, sólo para cerrar el post, quisiera señalar algo relacionado a lo que me motivó a escribirlo: es que para mí Robin Williams siempre será Peter Pan.




*Para ver Hook online, da click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario