sábado, 15 de diciembre de 2012

La Redada: Innovadora película indonesia de acción y artes marciales


Por: Octavio Valdez

El género de acción puede resultar en ocasiones demasiado comercial, o hasta aburrido para quienes ya nos tenemos memorizado el esquema hollywodense ochentero del tipo musculoso que dispara con una cantidad interminable de municiones y deja montañas de cadáveres. Asimismo, el género de artes marciales no ha recibido muchas innovaciones durante años, pero The Raid Redemption llamó mi atención al emplear ideas nuevas combinadas con algunas de la vieja escuela y retomar el entretenimiento perdido dentro de este género que, dentro de su sencillez, es perfectamente capaz de contar una buena historia.

The Raid Redemption (La Redada), trata de un grupo de 20 policías de élite que son enviados a uno de los barrios más violentos en Jakarta (una de las ciudades más importantes de Indonesia), a aprehender a un narcotraficante cuya influencia ha crecido recientemente en los barrios bajos de la ciudad.

Durante una redada de rutina, los agentes de la ley arriban al edificio en el que se encuentra el capo, pero son emboscados repentinamente, quedando a merced del fuego criminal si intentan abandonar el edificio. Rama (Iko Uwais), un policía recién ascendido a este grupo elite, debe subir junto con los compañeros que quedan en pie hasta el último piso del edificio para atrapar al delincuente y enfrentar a toda clase de maleantes que intentan interponerse en su camino.

Si bien la historia es sencilla, el filme rompe con el estereotipo del tipo rudo que puede contra todos, y nos presenta a un protagonista en momentos de alta tensión, luchando contra el terror que se cierne sobre él, utilizando sólo la fuerza de su instinto de supervivencia y lo que su entrenamiento le permite. Así sus victorias son en realidad el resultado de haber aplicado la creatividad en el momento clave, y de algún toque de suerte, lo cual crea en el espectador una sensación de tensión y de curiosidad intensa por seguir el avance la trama.

Algo que me parece importante destacar es que la acción, si bien no es del todo elegante, muestra de manera muy cruda la brutalidad en los momentos de caos y los extremos de la violencia urbana, que por momentos se acerca al género del horror sin llegar a ser necesariamente un baño de sangre (pero sí de huesos rotos y ciertos golpes o cortadas que no quisiéramos recibir en nuestras vidas). Existen otros aspectos en la trama tales como la corrupción policial, las decisiones en una familia y el concepto de la confianza en los momentos difíciles que son tocados levemente en el filme, pero nada que sea suficientemente profundo como para un ensayo filosófico. Sin embargo es importante destacar que la película consigue crear un ambiente de depresión, donde puede percibirse cómo la decadencia social lleva eventualmente a la violencia.

En términos coreográficos, se utilizan más técnicas de artes marciales del pacífico sur y técnicas militares de supresión, por lo que no se emplean movimientos estilizados o gracia sobrehumana sino una aplicación más precisa de las debilidades estructurales del cuerpo. Como un filme de acción policiaca y de artes marciales, The Raid Redemption logra una de las cosas que pocos filmes de acción logran estos días: tenerte al filo de tu asiento y poner la adrenalina a tope sin necesidad de recurrir de demasiadas explosiones o a tener que mostrar los enormes músculos de algún hombre anglosajón ni el cuerpo escultural de alguna mujer (usada muchas veces como objeto de modelaje en este género).


Sobre el desarrollo de la trama, podemos adelantarles que la redada no salió bien, así que policías tendrán que ver cómo se las arreglan, pues el edificio tiene muchos pisos llenos de ladrones y otros vándalos sumamente violentos.


Ficha técnica

Título original: Sebuan Maut
Director: Gareth Evans
Productores: Gareth Evans, Ario Sagantoro
Guión: Gareth Evans
Protagonistas: Iko Uwais, Joe Taslim, Donny Alamsyah, Pierre Gruno, Ray Sahetapy
País: Indonesia
Año: 2011
Género: Acción



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada