sábado, 14 de enero de 2012

15 años secuestrado


La furia vengadora de OldBoy

Por: @eubisual_

Imagina que te metes una borrachera maldita y al despertar te ves atrapado en un depa, donde una mano te alimenta a través de un hueco y no te dejan salir, sin darte razón aparente. Empiezas a desesperarte. Al no obtener respuesta, desarrollas teorías sobre tu encierro hasta que impregnan la habitación con gas y te desmayas. Te encuentras en sueños con una señora que te hipnotiza. Despiertas. Con la poca dignidad que te queda, planeas huir de ese lugar, y lo consigues… pero han pasado 15 años.

La ciudad ha cambiado, tu familia no te espera, tienes enemigos que vuelven del pasado y muchos misterios por resolver. Pronto te percatas de que estás solo en el mundo, y, en ese momento, tu némesis hace su aparición. Te dice que le divierte verte sufrir y que debes averiguar por qué te mantuvo encerrado durante tanto tiempo… sino, otros vendrán por ti.

Él se suicida, y ahora, que no sabes ni quién eres, ni a dónde vas, ni por qué te encerraron, el sólo pensar que esa respuesta muere con tu enemigo, te enloquece. Para aliviarte un poco, aparece una chica que te acoge. Tu vida empieza a tomar un rumbo, hasta que descubres que entre ella y tú existe un parentesco bastante peligroso, que podría desbaratar todos los “avances” que has tenido hasta el momento, e incluso llevarte de nuevo al filo entre la vida y la muerte.

“La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás de deshojar”, como diría Vargas Llosa. OldBoy tiene como ingrediente fundamental lo incierto. Uno nunca sabe lo que le pasará al protagonista Oh Dae-Su, ni se imagina lo que es capaz de hacer alguien a quien le han sido privadas tantas cosas–desde el libre tránsito hasta llevar a cabo una vida familiar normal- . Pues bien, con este largometraje te das una idea de cómo se puede sentir, y de lo que uno haría por proteger lo poco que tiene y ama, más allá del dolor o el rencor que nos cause enfrentarnos a los demás.

Además de una buena trama (que incluye reflexiones sobre la existencia humana, el incesto, la soledad, la amistad y la honestidad) y una excelente fotografía llena de detalles, la película de Chan Wook Park es tan dinámica que te incita a seguirla hasta el final, en el que te llevarás más de una sorpresa. Cuenta con varias escenas impresionantes, como la pelea en el callejón, con un travelling (cámara que sigue al personaje) bravazo, que muestra lo bueno que es Oh Dae-Su para enfrentare a todo un grupo de bandidos contando únicamente con un martillo. Otra que podemos mencionar es la del restaurante, en que el personaje se come un pulpo vivo (cosa que no muchos actores se atreverían a hacer), o aquellas otras escenas “poéticas” que tratan acerca de la la debilidad y la muerte de ciertos personajes. No apta para estómagos sensibles.



Cabe anotar que OldBoy está basada en el manga del mismo nombre, contando con ciertas libertades en la trama.

La película recibió el gran premio del jurado de Cannes en el 2004 y actualmente cuenta con un puntaje de 8.4 en imdb (http://www.imdb.com/), y un 81% de aprobación en la web de crítica de cine Rotten Tomatoes (http://www.rottentomatoes.com/), nada mal para una producción coreana, que este año contará con un remake gringo. Recomendamos verla antes del fin del mundo.

Título: OldBoy
Dirección: Park Chan-Wook.
País: Corea del Sur.
Año: 2003.
Duración: 120 min.
Género: Thriller.
Reparto: Choi Min-sik (Oh Dae-su), Woo Ji-tae (Lee Woo-jin), Gang Hye-jung (Mido), Chi Dae-han (No Joo-hwan).
Guión: Hwang Jo-yung, Lim Joon-hyung y Park Chan-wook; basado en una historia original de Tsuchiya Garon y Minegishi Nobuaki.


2 comentarios:

  1. ESTA EEEEEEEEEEES! ESTA ES LA PELICULA QUE ESTABA BUSCANDOOOOOOOOOOO!!!!

    Tenías razón.

    ResponderEliminar